Seguidores

domingo, 8 de abril de 2018

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus)

Flamenco común (Phoenicopterus roseus) Por su notable tamaño y su peculiar aspecto, el flamenco común resulta posiblemente la más espectacular de todas las aves acuáticas que pueblan nuestros humedales. Su estilizada silueta puede ser vista en muchos de nuestros mejores enclaves húmedos costeros mediterráneos y suratlánticos, o en algunas lagunas del interior, como la malagueña de Fuente de Piedra —donde se asienta su principal colonia de cría en España y una de las más importantes de todo el Mediterráneo— o algunas localidades manchegas Descripción y Clasificación Orden Phoenicopteriformes; familia Phoenicopteridae Longitud 125-145 cm. Envergadura 140-170 cm. Identificación Esta popular ave de aspecto inconfundible destaca por su gran tamaño y sus largas patas y cuello. Cuerpo, cuello y cabeza exhiben una coloración blanquecina con tonos rosados, mientras que las plumas coberteras e infracoberteras alares presentan un intenso rosa carmesí; sin embargo, las plumas de vuelo o rémiges son de color negro. En reposo, estas plumas negras aparecen ocultas bajo las coberteras y las largas plumas escapulares. El pico, curvado hacia la mitad de su longitud casi en ángulo recto, es también de color rosa, salvo en el extremo terminal, donde se torna negro. Las patas lucen asimismo tonos rosados. En vuelo presenta una silueta muy estilizada en la que mantiene el largo cuello y las patas estirados. El dimorfismo sexual se manifiesta en el tamaño de las aves, mayor en el macho. Los jóvenes contrastan notablemente con los adultos por presentar una coloración pardo-grisácea, sin ningún tono rosado (tampoco en el pico o las patas). Sus patas resultan además mucho más cortas. Canto Emite constantemente reclamos nasales y guturales, así como cacareos.

jueves, 5 de abril de 2018

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus)

Grulla común (Grus grus) Las escuadras de grullas surcando los cielos, con su vuelo enérgico y sostenido y su incesante trompeteo, constituyen una imagen cotidiana y emblemática del invierno en nuestro país. Estas enormes e inconfundibles aves llegan a la Península hacia el mes de octubre, donde permanecen hasta marzo, y durante estos meses se las puede contemplar, siempre en grupos numerosos, alimentándose en dehesas y cultivos que abandonan al atardecer para acudir, agrupadas en simétricas y ruidosas formaciones, hasta sus dormideros habituales. Descripción y Clasificación Orden Gruiformes; familia Gruidae Longitud 96-119 cm. Envergadura 180-222 cm. Identificación Es un ave grande y esbelta, de patas y cuello largos y de coloración general gris ceniza, más oscura hacia el extremo de las alas. En los adultos destaca un penacho de plumas colgantes a modo de cola, que son en realidad las rémiges terciarias modificadas. En la cabeza, de color negro, destacan el píleo rojo y unas franjas blanquecinas a ambos lados que se extienden, a partir de los ojos, por las mejillas y el cuello. El pico, bastante largo y apuntado, tiene una tonalidad gris verdosa. Los jóvenes presentan un color parduzco y carecen del diseño característico de la cabeza. Las grullas vuelan con el cuello y las patas estirados (dibujo 3), constituyendo bandadas que se reconocen fácilmente, no solo por la característica formación en “V” que adoptan, sino por los potentes trompeteos emitidos continuamente por todos los componentes, que pueden escucharse a considerable distancia. Canto Consiste en un trompeteo característico, articulado gracias a una larga tráquea varias veces curvada y alojada en la cavidad torácica, que actúa en conjunto a modo de caja de resonancia. Además, puede emitir voces más bajas y roncas, en tanto que los jóvenes producen silbidos cuando siguen a los adultos en vuelo.

lunes, 2 de abril de 2018

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo 

Buitre leonado (Gyps fulvus) al vuelo