Seguidores

lunes, 14 de agosto de 2017

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) Pequeña ave insectívora y forestal, fácilmente reconocible por su característica cresta de plumas. Habita una gran variedad de ambientes arbolados, principalmente bosques de coníferas, aunque también aparece en encinares, alcornocales, melojares y otros bosques de frondosas. Solo está presente en la Península. Descripción y Clasificación Orden Passeriformes; familia Paridae Longitud 11,5 cm. Envergadura 17-20 cm. Identificación Pequeño pajarillo de apariencia inconfundible, gracias sobre todo a su característica cresta triangular y apuntada, de plumas blancas y negras y que despliega habitualmente. Su cara es también un juego de bandas negras y blancas: presenta una conspicua corbata negra que se prolonga a modo de collar; además tiene una línea ocular negra, y otra que recorre la mejilla, siempre sobre fondo claro o blanco. Por el contrario, el dorso, las alas y la cola son de color pardo oscuro, que contrasta con los flancos, el pecho y el vientre, de un tono gris-canela muy apagado. Al igual que los carboneros garrapinos u otros páridos, habita en bosques de coníferas (pinos, abetos, etc.). Pero también se localiza en formaciones de frondosas —caducifolias y perennes— y se observa en áreas ajardinadas. No es un ave especialmente gregaria, pero en otoño e invierno puede constituir pequeños grupos de 2-10 individuos, que exploran conjuntamente tanto el suelo como, sobre todo, la corteza, las ramas y las hojas de los árboles. Con frecuencia se mezcla con otros páridos, con agateadores y con reyezuelos, conformando ruidosos bandos mixtos. Canto Su actividad diaria va acompañada de agudos reclamos (rir-rir-rirrir…), que recuerdan a los de un reyezuelo. Sin embargo, el herrerillo capuchino los remata con una nota tan característica como difícil de transcribir: chrr-rr-rr-rar.

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta)

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Familia de Garceta común (Egretta garzetta) 

Garceta común (Egretta garzetta) En las extensiones recién fangueadas de los arrozales levantinos, catalanes, andaluces y extremeños, es bastante frecuente observar nutridos grupos de aves que menudean entre el barro a la captura de gusanos, insectos y batracios. Entre ellas se distinguen unas garzas estilizadas y completamente blancas que remueven el agua con sus patas; son garcetas comunes, una especie que está experimentando una expansión equivalente a la que registra el arrozal, cultivo del que parecen depender más estrechamente que otras garzas. Descripción y Clasificación Orden Ciconiiformes; familia Ardeidae Longitud 55-65 cm. Envergadura 88-106 cm. Identificación Es una garza de mediano tamaño, de plumaje siempre blanco, con largas patas negras —a excepción de los dedos, que son amarillos— y pico largo, de color negro y en forma de daga. El individuo reproductor exhibe un par de plumas alargadas en la nuca, un grupo de plumas filamentosas y desflecadas en el pecho y el dorso y, principalmente en la época de cortejo, una pequeña área de piel desnuda situada delante del ojo, que adquiere una intensa tonalidad amarillenta. Los ejemplares no reproductores carecen de los ornamentos anteriormente mencionados, y el fragmento de piel desnuda junto al ojo es, en su caso, de color gris azulado o verdoso. El joven, por su parte, es similar al no reproductor, pero con el pico algo parduzco. En vuelo es completamente blanca y adopta la característica silueta de las ardeidas, con el cuello recogido en forma de “S” y las patas estiradas sobresaliendo por detrás de la corta cola. Canto Silenciosa fuera de las colonias, en otras ocasiones (principalmente en vuelo) emite una especie de ladrido ronco y sordo: wuorj o juaooj.

martes, 1 de agosto de 2017

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata)

Ganga ibérica (Pterocles alchata) Las gangas son aves propias de desiertos y estepas de África y Asia, que están representadas en la Península Ibérica, de modo marginal, por dos especies, las cuales aprovechan medios agrícolas de secano tradicionales. La profunda modificación del campo español es responsable del serio declive que padece la población de la ganga ibérica, hoy reducida a solo 8.000- 11.000 individuos. Descripción y Clasificación Orden Pteroclidiformes; familia Pteroclidae Longitud 31-39 cm. Envergadura 55 cm. Identificación Ave de hábitos terrestres, compacta, corpulenta y de colores miméticos. El macho exhibe una contrastada cabeza, con cara anaranjada, ojo oscuro rodeado de un anillo azul, y lista ocular y garganta negras. Tiene el cuello y la nuca de color naranja verdoso, y el pecho rojo castaño, enmarcado por dos bandas negras, de las cuales la inferior delimita el vientre, llamativamente blanco. El dorso presenta ocelos dorados que se pierden en invierno, y en las alas plegadas aparecen espejuelos de color verde metálico y con ribetes oscuros. Posee cola muy apuntada, vermiculada por arriba —lo mismo que el obispillo— y blanca con banda subterminal negra por abajo. El pico y las patas —de dedos cortos— son grises, y la parte anterior del tarso está emplumada en blanco. Se diferencia de la ganga ortega por su menor tamaño, su vientre blanco y su cola con plumas centrales muy largas. La hembra es muy parecida, pero menos vistosa. Sus partes inferiores resultan similares a las del macho, pero tiene la garganta blanca y tres bandas negras en el cuello y el pecho. Por su parte, las zonas superiores están más vermiculadas, y los ocelos del dorso muestran además áreas azules. Los jóvenes son una versión más pálida y menos contrastada de los adultos de cada sexo. Esta ave exhibe un vuelo poderoso y rápido, que deja ver sus alas apuntadas, blancas y negras por abajo. De hábitos gregarios, más marcados fuera de la época de cría, suele observarse en grupos, por lo general mayores que en la ganga ortega. Canto Su voz, muy distintiva, consiste en un áspero graznido (kataa…, kata… y gaaa…, gaaa…), que puede recordar al reclamo de la grajil